El barniz al agua destaca por ser mucho más saludable que el barniz sintético a base de disolvente. Cuando se diluye en agua, las emisiones contaminantes se reducen al mínimo, liberando al ambiente tan solo un vapor de agua inocuo.

Con este tipo de barniz se protege la salud de los instaladores y de los habitantes de la vivienda. Este barniz ofrece una gran elasticidad y un aspecto muy agradable a los pavimentos de madera.